Prepara pollo en salsa blanca sin crema de leche en simples pasos

El pollo en salsa blanca es un plato clásico y delicioso que se puede disfrutar en cualquier ocasión. Sin embargo, muchas recetas tradicionales requieren el uso de crema de leche, lo cual puede ser un inconveniente para aquellos que son intolerantes a la lactosa o desean reducir su consumo de lácteos. Te enseñaremos una versión de pollo en salsa blanca sin crema de leche, pero igual de deliciosa y fácil de preparar.

Te enseñaremos paso a paso cómo preparar un delicioso pollo en salsa blanca sin crema de leche. Utilizaremos ingredientes alternativos que le darán cremosidad y sabor a la salsa, sin necesidad de lácteos. Además, te daremos algunos consejos y recomendaciones para que el resultado sea perfecto. ¡No te pierdas esta receta, ideal para disfrutar en familia o sorprender a tus invitados con un plato sabroso y libre de lácteos!

👩‍🍳 Que veremos en esta receta 🧑‍🍳
  1. Utiliza leche evaporada en lugar de crema de leche para reducir grasa
    1. Ingredientes:
    2. Preparación:
  2. Agrega una cucharada de harina para espesar la salsa blanca
  3. Añade especias como ajo, cebolla y perejil para dar sabor al pollo
    1. Paso 1: Preparar el pollo
    2. Paso 2: Dorar el pollo
    3. Paso 3: Preparar la salsa blanca
    4. Paso 4: Mezclar el pollo con la salsa
    5. Paso 5: Cocinar a fuego lento
    6. Paso 6: Servir y disfrutar
  4. Cocina el pollo en la salsa blanca a fuego lento para que se impregne de sabor
    1. Ingredientes:
    2. Preparación:
  5. Sirve el pollo en salsa blanca con arroz o pasta para completar el plato
  6. Disfruta de un delicioso pollo en salsa blanca sin crema de leche
    1. Ingredientes:
    2. Preparación:

Utiliza leche evaporada en lugar de crema de leche para reducir grasa

La salsa blanca es un clásico en la cocina, pero muchas veces nos preocupa su contenido de grasa al utilizar crema de leche. Sin embargo, existe una alternativa más saludable y ligera: la leche evaporada. En esta receta te enseñaremos cómo preparar un delicioso pollo en salsa blanca utilizando leche evaporada en lugar de crema de leche.

Ingredientes:

  • 4 pechugas de pollo
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 2 cucharadas de harina
  • 2 tazas de leche evaporada
  • Sal y pimienta al gusto
  • Especias opcionales: nuez moscada, pimentón, orégano

Preparación:

  1. En una sartén grande, derrite la mantequilla a fuego medio.
  2. Añade las pechugas de pollo y cocínalas hasta que estén doradas por ambos lados. Retíralas de la sartén y reserva.
  3. En la misma sartén, agrega la harina y revuelve constantemente durante 1 minuto.
  4. Lentamente, vierte la leche evaporada en la sartén y continúa revolviendo hasta que la mezcla espese.
  5. Añade sal, pimienta y las especias opcionales al gusto. Mezcla bien.
  6. Regresa las pechugas de pollo a la sartén y cocina a fuego lento durante 10 minutos, o hasta que estén completamente cocidas.

Sirve el pollo en salsa blanca caliente y acompáñalo con arroz, puré de papas o pasta. ¡Disfruta de esta deliciosa receta con una salsa blanca más ligera y saludable!

Agrega una cucharada de harina para espesar la salsa blanca

La salsa blanca es una preparación básica en la cocina que se utiliza como base para muchas recetas. Sin embargo, si eres intolerante a la lactosa o simplemente no tienes crema de leche en casa, no te preocupes. Afortunadamente, existen alternativas para hacer una deliciosa salsa blanca sin necesidad de utilizar crema de leche.

Una de estas alternativas es utilizar harina para espesar la salsa. La harina de trigo es un ingrediente común que se utiliza como espesante en muchas preparaciones culinarias. En este caso, agregar una cucharada de harina a la salsa blanca ayudará a conseguir la consistencia deseada.

Para hacerlo, simplemente debes calentar la salsa blanca en una olla a fuego medio. Luego, añade una cucharada de harina y revuelve constantemente para evitar que se formen grumos. Continúa cocinando la salsa hasta que espese y adquiera la consistencia deseada.

Es importante tener en cuenta que la harina necesita tiempo para cocinarse y perder el sabor a crudo. Por lo tanto, es recomendable cocinar la salsa durante al menos 5 minutos después de agregar la harina.

Una vez que la salsa ha espesado y tiene la consistencia deseada, puedes utilizarla para acompañar tus platos de pollo. Esta salsa blanca sin crema de leche resulta igualmente deliciosa y cremosa, y le dará un toque especial a tus preparaciones.

Recuerda que esta es solo una opción para hacer salsa blanca sin crema de leche. Existen otras alternativas, como utilizar leche vegetal o caldo de pollo, que también pueden funcionar muy bien. Experimenta y encuentra la opción que mejor se adapte a tus necesidades y preferencias.

Añade especias como ajo, cebolla y perejil para dar sabor al pollo

Si estás buscando una forma fácil y deliciosa de preparar pollo en salsa blanca sin utilizar crema de leche, estás en el lugar correcto. En esta receta te enseñaremos cómo lograr una salsa cremosa y llena de sabor utilizando ingredientes simples que seguramente ya tienes en tu despensa.

Paso 1: Preparar el pollo

Lo primero que debes hacer es cortar el pollo en trozos del tamaño que prefieras. Puedes utilizar pechugas, muslos o incluso pollo entero, según tu preferencia. Una vez cortado, sazona el pollo con sal, pimienta y tus especias favoritas. Recomendamos utilizar ajo en polvo, cebolla en polvo y perejil seco para darle un sabor delicioso al pollo.

Paso 2: Dorar el pollo

En una sartén grande, calienta un poco de aceite de oliva a fuego medio-alto. Añade el pollo sazonado y cocínalo hasta que esté dorado por todos lados. Esto le dará un sabor extra y ayudará a sellar los jugos en la carne.

Paso 3: Preparar la salsa blanca

Mientras el pollo se dora, puedes ir preparando la salsa blanca. En la misma sartén donde doraste el pollo, derrite un poco de mantequilla. Añade harina y revuelve constantemente durante un par de minutos para cocinar la harina y evitar que sepa cruda. Luego, vierte lentamente leche caliente mientras continuas revolviendo. La cantidad de leche dependerá de la consistencia que desees para tu salsa. Continúa cocinando la salsa a fuego medio-bajo hasta que espese y adquiera una textura cremosa.

Paso 4: Mezclar el pollo con la salsa

Una vez que la salsa esté lista, añade el pollo dorado a la sartén y mezcla bien para cubrirlo con la salsa blanca. Asegúrate de que todos los trozos de pollo estén bien cubiertos para garantizar un sabor delicioso en cada bocado.

Paso 5: Cocinar a fuego lento

Reduce el fuego a bajo y cubre la sartén con una tapa. Deja cocinar el pollo en salsa blanca durante unos 15-20 minutos, o hasta que el pollo esté cocido y tierno. Esto permitirá que los sabores se mezclen y que el pollo absorba la salsa, resultando en una textura jugosa y sabrosa.

Paso 6: Servir y disfrutar

Una vez que el pollo esté cocido, retira la sartén del fuego y deja reposar unos minutos antes de servir. Puedes acompañar este delicioso pollo en salsa blanca sin crema de leche con arroz, pasta o verduras al vapor. ¡Disfruta de este plato casero y lleno de sabor!

Cocina el pollo en la salsa blanca a fuego lento para que se impregne de sabor

Una deliciosa opción para preparar pollo es en salsa blanca, pero si quieres evitar el uso de crema de leche, aquí te traigo una receta sencilla y sabrosa para cocinar este plato. Sigue estos simples pasos y disfruta de un pollo en salsa blanca sin crema de leche que te encantará.

Ingredientes:

  • 4 pechugas de pollo
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 2 cucharadas de harina
  • 2 tazas de caldo de pollo
  • 1 taza de leche
  • 1 cebolla pequeña, picada finamente
  • 2 dientes de ajo, picados
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación:

  1. En una sartén grande, derrite la mantequilla a fuego medio.
  2. Agrega la cebolla y el ajo picados y cocínalos hasta que estén dorados.
  3. Añade la harina y revuelve bien para formar una pasta.
  4. Poco a poco, agrega el caldo de pollo y la leche, removiendo constantemente para evitar grumos.
  5. Deja que la salsa hierva suavemente y espese, revolviendo de vez en cuando.
  6. Condimenta con sal y pimienta al gusto.
  7. En otra sartén aparte, cocina las pechugas de pollo a fuego lento hasta que estén bien cocidas.
  8. Una vez cocidas, coloca las pechugas de pollo en la salsa blanca y cocina a fuego lento durante unos minutos más para que se impregnen de sabor.

Sirve el pollo en salsa blanca sin crema de leche caliente, acompañado de arroz blanco o puré de papas. ¡Disfruta de este exquisito plato sin preocuparte por las calorías adicionales de la crema de leche!

Sirve el pollo en salsa blanca con arroz o pasta para completar el plato

El pollo en salsa blanca es una receta clásica que suele prepararse con crema de leche. Sin embargo, si eres intolerante a la lactosa o simplemente quieres probar una versión más ligera, hoy te presento una receta sin crema de leche.

Para preparar esta deliciosa receta de pollo en salsa blanca necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 2 pechugas de pollo
  • 1 cebolla mediana
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 2 cucharadas de harina de trigo
  • 2 tazas de caldo de pollo
  • Sal y pimienta al gusto
  • Especias opcionales: perejil, tomillo, orégano

El primer paso para preparar el pollo en salsa blanca es cortar las pechugas de pollo en trozos pequeños y sazonarlos con sal y pimienta al gusto. Luego, en una sartén grande, derrite la mantequilla a fuego medio.

A continuación, añade la cebolla picada y los dientes de ajo finamente picados a la sartén y cocínalos hasta que estén dorados y fragantes. Agrega los trozos de pollo y cocínalos hasta que estén dorados por todos lados.

Una vez que el pollo esté dorado, espolvorea la harina de trigo sobre los ingredientes en la sartén y remueve bien para que se integre. Esto ayudará a espesar la salsa.

Luego, añade el caldo de pollo a la sartén y mezcla todo junto. Asegúrate de raspar el fondo de la sartén para recoger todos los sabores del pollo y las especias.

Deja que la salsa hierva y luego reduce el fuego a medio-bajo. Cocina a fuego lento durante unos 10-15 minutos, o hasta que la salsa se haya espesado y el pollo esté bien cocido.

Si deseas, puedes añadir algunas especias como perejil, tomillo u orégano para darle un toque extra de sabor a la salsa blanca.

Una vez que la salsa haya espesado y el pollo esté bien cocido, retira la sartén del fuego y deja reposar durante unos minutos antes de servir.

El pollo en salsa blanca sin crema de leche se puede servir con arroz blanco o pasta para completar el plato. ¡Disfruta de esta deliciosa y ligera versión de una receta clásica!

Disfruta de un delicioso pollo en salsa blanca sin crema de leche

Si eres fanático del pollo en salsa blanca pero prefieres evitar el uso de crema de leche, esta receta es perfecta para ti. Con ingredientes simples y pasos sencillos, podrás disfrutar de un plato rico y cremoso sin preocuparte por las calorías extras.

Ingredientes:

  • 4 pechugas de pollo sin hueso ni piel
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 1 cebolla mediana picada finamente
  • 2 dientes de ajo picados
  • 1 taza de caldo de pollo
  • 1 taza de leche evaporada
  • 2 cucharadas de harina
  • Sal y pimienta al gusto

Preparación:

  1. En una sartén grande, derrite la mantequilla a fuego medio.
  2. Agrega la cebolla y el ajo picados y cocínalos hasta que estén dorados.
  3. Añade las pechugas de pollo y cocínalas hasta que estén doradas por ambos lados.
  4. Retira las pechugas de pollo de la sartén y resérvalas.
  5. En la misma sartén, agrega la harina y cocina por unos minutos, revolviendo constantemente.
  6. Agrega el caldo de pollo poco a poco, asegurándote de que no se formen grumos.
  7. Añade la leche evaporada y continúa cocinando hasta que la salsa comience a espesar.
  8. Regresa las pechugas de pollo a la sartén y cocina a fuego lento durante 10 minutos, o hasta que estén completamente cocidas.
  9. Condimenta con sal y pimienta al gusto.

Sirve el pollo en salsa blanca sin crema de leche acompañado de arroz blanco o pasta, y disfruta de su sabor suave y cremoso. ¡Buen provecho!

Preguntas frecuentes

¿Puedo hacer la salsa blanca sin crema de leche?

Sí, puedes hacer una salsa blanca sin crema de leche utilizando leche y harina como base. Puedes espesar la salsa añadiendo más harina si es necesario.

¿Qué puedo utilizar como substituto de la crema de leche?

Si no tienes crema de leche, puedes utilizar leche evaporada, yogur natural o incluso caldo de pollo como sustitutos. La textura y el sabor de la salsa pueden variar dependiendo del substituto que utilices.

Si te ha gustado nuestra receta de Prepara pollo en salsa blanca sin crema de leche en simples pasos y quieres más recetas similares puedes visitar nuestra categoría Platos Principales.

Mas recetas de Interés

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad